Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de la comunicación política.

Puigdemont planea crear un canon para sufragar TV-3

La Generalitat lanzará en los próximos días un nuevo globo sonda para evaluar la aceptación que tendría en Cataluña la implantación de un nuevo impuesto para sufragar TV-3 a través del Consejo Audiovisual de Cataluña (CAC), que estaría preparando el libro blanco sobre la radio y la televisión en esta comunidad autónoma que planea recomendar el incremento de la financiación de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) en 100 millones de euros anuales para poder competir en igualdad de condiciones con otras cadenas públicas europeas.

Entre las fórmulas que sugerirá esta publicación para obtener esos ingresos se encuentra el establecimiento de un canon o una tasa, una medida que ya se barajó cuando Artur Mas lideraba el Ejecutivo regional.

TV-3 se enfrenta desde hace varios años a una profunda crisis de audiencia que tiene varios puntos en común con la del resto de las televisiones autonómicas. Esta situación comenzó a finales de la década pasada, cuando España entró en recesión y las diferentes regiones tuvieron que recortar el presupuesto que dedicaban a este servicio público, lo que obligó a sus responsables a confeccionar su parrilla de programación con mucho menos dinero, y restó a estos medios de comunicación posibilidades de competir con las cadenas privadas.

El Gobierno de Artur Mas comenzó hace unos años a acariciar la idea de crear un impuesto para corregir esta situación, por lo que comenzó hace unos meses a trabajar en un libro blanco del sector audiovisual catalán que señalará que la CCMA cuenta con un presupuesto 100 millones de euros inferior al de sus homólogas europeas.

Para corregir esa desigualdad, sugerirá la posibilidad de establecer un canon como el que existe en otros países del entorno o como el que pagan las televisiones privadas y las compañías de telecomunicaciones anualmente para sufragar RTVE.

En un contexto en el que varias televisiones autonómicas han tenido que acometer drásticas reducciones de plantilla para aminorar su déficit, y en el que algunas, como Canal 9, se han visto obligadas a echar el cierre, llama la atención que en Cataluña se plantee el debate de incrementar el presupuesto de TV-3 a través de un nuevo impuesto; máxime si se tiene en cuenta que su plantilla, de 2.300 empleados, es superior a la del resto de las cadenas autonómicas españolas.

Desde ERC han dejado claro que, en el supuesto de que el proceso soberanista culmine con una Cataluña independiente, el debate sobre la implantación de un canon que permita situar a TV-3 al nivel de otras televisiones públicas del entorno será ineludible. Esto lleva a concluir a fuentes del sector audiovisual catalán que en la propuesta de crear un nuevo impuesto en Cataluña para sufragar TV-3 existe un componente ideológico de mucho peso.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Instituciones