forocompol.com - Eduard Batlles, nuevo dircom del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Barcelona

Eduard Batlles, nuevo dircom del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Barcelona

Eduard Batlles ha sido nombrado nuevo director de comunicación del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Barcelona, donde estará a las órdenes de su portavoz, Josep Bou, y en el que sustituirá a Joan Castelló, quien fuera jefe de prensa de Alberto Fernández Díaz durante tres mandatos.

Este nombramiento llega con polémica, pues Batlles se ha caracterizado por criticar al PP en las redes sociales, así como por alinearse con la causa secesionista; e incluso fue a votar en el proceso participativo del 9-N de 2014.

La polémica está servida, porque el dircom del Grupo Popular en este consistorio es un cargo de confianza, es decir que puede ser destituido en cualquier momento, pero que fue despedido sin comunicarlo al PP, es decir, fue una decisión unilateral de Bou que no es nada habitual, hasta el punto de que ni siquiera lo sabía el otro concejal de los populares en Barcelona, Óscar Ramírez.

Bou como independiente y Ramírez son los dos únicos regidores que los populares obtuvieron en el Ayuntamiento en las elecciones del pasado 26 de mayo, y buena parte del mérito fue de Castelló y de Joan López Alegre, dos de las personas que le llevaron la campaña

El nombramiento de Batlles, un periodista vallesano especializado en deportes fue a propuesta de Bou y fue firmada por la alcaldesa Ada Colau, con lo que su nombre ya figura en la lista del personal eventual municipal como asesor del grupo municipal del PP, cobrando 49.540 euros, por ejercer como jefe de prensa, aunque curiosamente, el consistorio no ha colgado todavía el currículum del nuevo cargo público.

Batlles ha venido criticando hasta la fecha a muchos dirigentes populares, entre ellos al ex-presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.​ En diciembre de 2017, tras las elecciones al Parlament del 21-D que ganó Ciudadanos, el ahora asesor popular publicaba una viñeta con un sidecar con la bandera del PP en el que iban unos muñecos con las caras de Xavier Garcia Albiol, Andrea Levy y Santi Rodríguez. “Ya sabemos cómo irán los diputados del PP en el Parlament”, decía el texto en tono burlón.

Las relaciones del Bou con el PP son muy tensas y el caso Castelló no ayudará a mejorarlas. Bou prácticamente no tiene relaciones con el otro concejal del grupo, Óscar Ramírez, y en distintas ocasiones se ha planteado la posibilidad de que se rompieran las relaciones entre el PP y Bou. Sin embargo, la ruptura no interesa a ninguno de los dos desde el punto de vista económico, ya que si Bou y el PP se separan, tanto él como Ramírez quedarán como concejales no adscritos y no podrían disponer de los seis asesores que tienen ahora como grupo municipal.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Profesionales